was successfully added to your cart.
dia a dia

Una taza de café

Pinterest Michael McCready

¿Qué mejor manera de empezar el día con una taza de café?

Los primeros olores de la mañana que me acompañan son como bellas notas que danzan por la casa y una sonrisa con pies descalzos que dice ¡Mamá ya está el café!

El café por la mañana es más que el solo despertar del cuerpo o “…estimular las células del cerebro…” como diría Sherlock Holmes, en ocasiones me levanto y voy de prisas, pero la mayor parte del tiempo me acurruco con mi taza ensoñando ese momento del ¡Mamá ya está el café!

Era yo en casa de mis papás; sí hace tiempo de eso, pero eran los primeros minutos del día en los que me sentaba a la mesa para compartir el café con mi mamá y hablar de todo y nada, simplemente era nuestro momento.

Otras veces, cuando hacía frío, me iba a la cama de mis papás y tomábamos el café juntos planeando el día, la semana o lo que fuera…ahora solo pienso en aquello como si fueran tan lejanos y solo con el recuerdo lo vuelvo a vivir con una sonrisa difícil de disimular.

Una taza de café

Una taza grande o chica, con leche o sin ella, ¿azúcar? No para mi, pero dentro de ella hay tantas cosas, los círculos que se han ido formando son tan grandes y tantos…generalmente divago entre el blog, lo que me gustaría hacer o lo que viene, los niños por su puesto y la familia, todo eso encierra mi taza de café, solo buenas cosas.

Es mi pequeño universo, solo mío….y es una taza tan grande que pareciera no tener fin; mis tazas dependen de la temporada. Si hace frío empieza la temporada navideña, aunque mi preferida es la de StarWars que me trae aun más bellos recuerdos….de muchos colores también las tengo, pues no siempre es la misma.

¿Café por Internet?

Pues también, cuando estoy en casa espero a que mi mamá se despierte y nos tomamos ese café juntas, a tantos kilómetros de distancia pero que no se sienten pues tenemos nuestra taza de ensueño, de nuestro día a día, ya tan cambiado…

Mi papá también se une a la plática, poniéndonos al día, aunque la mayor parte del tiempo hablan de los nietos y todo lo que quisieran hacer con ellos. Con el primer ruido de la llamada se ven los ojos de los abuelos buscándolos  ( a mis hijos) y si los ven, el café viene después pues no hay mayor felicidad que verlos, ahora en eso se van sus mañanas de café.

Aunque diga mi madre que se los enseño a cuenta gotas, que se les raciono a los nietos… que los van a olvidar; si tan solo supieran como hablan de ellos mientras juegan… con un run run y aviones volando dicen en alta voz ¡llegamos a México!…me da tanta risa…

 

Y es por eso y todo lo demás que surge en torno a mi taza de café…que ahora comparto con dos tazas de leche de mis hijos y empezamos el día.

Ese olor…

Me encanta ese olor a felicidad, que me recuerda a la casa, a la familia y que ahora hace parte de mi casa y la familia que he formado…y la historia se repite con un ¡ya está el café! Con vocecita contenta para que mamá se levante y empecemos a movernos.

¿Y cuál es el mejor café?

Pues yo no le pondría etiqueta, es ese que sabe tan rico, a casa, el que te transporta…
“…Yo orquesto mis mañanas al son del café…”
Harry Mahtar

¿Ustedes cómo toman su café? ¿Qué hay dentro de su “momento” de café o té?

Gracias por compartir sus historias y este blog.

Share This:

Impactos: 23

Misión: Mamá Ninja

About Misión: Mamá Ninja

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of