Hola a todos esta es una colaboración de Adrián Espejo redactor de contenido en el blog de Ertheo, y me parece valiosísima su aportación a mi anterior entrada que hablaba de ¿Cuántos juguetes son demasiados? Ya que yo hablo de experiencias y aquí encontraremos un estudio sobre dicho tema. Gracias de antemano Adrian

 

La estampa de niños abriendo un regalo tras otros se ha convertido en una imagen cotidiana cada Navidad, pero lo que es peor, durante todo el año estos niños también reciben múltiples regalos por mero capricho, juguetes que acaban en el fondo del trastero. Muchos padres compran continuamente antojos a sus hijos para que dejen de quejarse por algún motivo o para paliar el poco tiempo que pasan con ellos.

Todo esto provoca el “síndrome del niño hiperregalado”, que en Navidad alcanza un gran auge con aquellos pequeños que sólo se limitan a romper los envoltorios sin dar mucha importancia a lo que hay dentro. Entonces te lanzo esta pregunta, ¿estamos criando niños demasiado consumistas?

Para la psicóloga Úrsula Perona, colaboradora en Psicocode, el síndrome del niño hiperregalado es claramente “una descripción de la realidad”, ya que “los niños tienen demasiado”, una reflexión rotunda sobre la situación. Pero eso no es lo peor, los padres no son conscientes de las consecuencias futuras de criar niños consentidos.

Una de las más importantes es la que nos ha explicado Sara Tarrés, autora del blog  “Mamá Psicóloga Infantil”, que se refería a la baja tolerancia a la frustración, que puede provocar que al llegar a la edad adulta estos niños “hiperregalados” suelan estar “frecuentemente ansiosos, tristes, agitados o enfadados”. Como madre y psicóloga, Tarrés aprecia mejor las dos caras de la moneda, el sentimiento materno y la realidad de la que hablan los psicólogos, y ha llegado a la conclusión de que “la frustración bien llevada y explicada no produce ningún trauma, al contrario, refuerza la personalidad.”

¿Es buena idea la limitación de los 4 regalos por niño?

Desde hace un tiempo muchos expertos han recomendado la llamada regla de los 4 regalos, con el objetivo de no saturar a los niños con un exceso de juguetes. Anteponer límites a la hora de escribir la carta de los Reyes nos puede ayudar a que los más pequeños entiendan que todo no se puede pedir, pero aquí surgen algunas discrepancias. Por un lado, Sara Tarrés, “Mama Psicóloga Infantil”, opina que pasar un tiempo con ellos realizando la lista de regalos es buena idea para mostrarles que no pueden recibir todo, pero Victoria Gómez, vicepresidenta del Col·legi de Pedagogs de Catalunya, no cree que haya que anteponer esos límites, pero si comenta que los padres “deben saber cuál es el regalo esencial” y no excederse en las compras.

Entonces, ¿qué deben hacer los padres? Controlar la ilusión. Esa alegría de ver a nuestros hijos abrir regalos con gran sorpresa es increíble, pero los adultos debemos controlar nuestro ímpetu y poner un poco de cordura en las Navidades. Como dice Mamá Psicóloga Infantil  “nunca un objeto material podrá suplir el afecto de los padres, ni nuestros hijos necesitan más cosas para ser felices”.

Otro de los aspectos que provocan que criemos niños hiperregalados y consumistas es el afán de ciertos papás y mamas de regalar todo lo que siempre desearon de pequeños. Al fin y al cabo, los padres deben realizar ciertos esfuerzos complicados, pero deben pensar que los sacrificios de hoy son necesarios para conseguir los objetivos a largo plazo.

La tradicional relación entre las notas y los regalos

Relacionar las notas del colegio con los regalos es una cuestión que se debe analizar detenidamente. Las tres entrevistadas en este artículo coinciden en la importancia de hacer creer a los niños que estudiar es su obligación y en esta línea Úrsula Perona, de Psicocode, cree que “en ciertas edades si debe haber una relación”, opinión con la que discrepan Sara Tarrés y Gómez Serés, vicepresidenta del Col·legi de Pedagogs de Catalunya, que defienden por encima de todo el “regalar de forma desinteresada”.

“Opino que una persona debe regalar sin esperar nada a cambio: en Navidad te doy un regalo porque me gusta la idea y he pensado en que te gustaría, nada más”, opina “Mamá psicóloga infantil”.

Antes de acabar, recuerda que el mejor regalo para un niño es el tiempo que pasa al lado de sus padres, divirtiéndose con ellos, así que ten en cuenta esto para comprar los regalos y para evitar que se conviertan en consumistas.

 

Gracias por ser parte de este blog y aportar cada vez más, los invito a compartir y a comentar hasta abajo de toda la página. Gracias Mamá Psicóloga Infantil por tu interesante texto.

Share This:

Hits: 689

enero 5, 2018

Pequeños consumistas y el síndrome del niño hiperregalado

Hola a todos esta es una colaboración de Adrián Espejo redactor de contenido en el blog de Ertheo, y me parece valiosísima su aportación a mi anterior entrada que hablaba de ¿Cuántos juguetes son demasiados? Ya que yo hablo de experiencias y aquí encontraremos un estudio sobre dicho tema. Gracias […]