117ff39b25c27de566825f95fbcacf0b

Pues ahora que han pasado algunos meses, la pequeñita con cierto entrenamiento para ir al baño, implementado por ella misma, dicho de paso, decidió sin más ni menos que ya era niña grande; claro que para algunas cosas, para otras sigue diciéndose a ella misma “bebé mi”.

Hace unos días, tal vez un par de semanas quiso meterse a la regadera, así sin más, dio un brinco y quiso bañarse como papá y mamá, para mi sorpresa le ha encantado la idea, a pesar que no le gusta el agua en los ojos, me imagino que como la mayoría de los niños, la regadera la disfruta al máximo y ha sido su nueva pista de juegos.

Cualquiera pensaría que es un gran paso, menos tiempo en el agua, más rápida la tarea antes de irse a dormir, etc….pero lejos de todo eso; es prácticamente lo mismo que si se bañara en la tina con miles de juguetes, es más, en mi baño me puedo encontrar un pato de hule, o unos pulpos que se pegan en las paredes con el agua, ¿qué le hacemos? Creo que es parte de esta nueva vida ¿no? Juguetes hasta en el café, eso sí, con el mayor cuidado posible de no pisar un Lego en el piso o cualquier otro artefacto del estilo, que mi hija tiende a dejar así no más olvidado por aquí o por allá, esperando víctima.

Aunque claro es un paso enorme, visto desde el punto de vista que sea, pues para salir con ella, será más fácil bañarla, hay que verlo desde ese punto práctico, una no tiene siempre la opción de tina en el cuarto o en casa de los amigos o de la familia y aunque de repente regresa a la tina pues decide que es el día perfecto para un chapuzón, ahora cuando le digo: “¡Al agua patitos!” me dice regadera y cuando le digo que si me ayuda a bañar al bebé, me dice: “tina bebé”, supongo que de ahí ha salido toda la relación.

Como sea creo que a la base será la cascada mágica de piratas, dragones y sirenas; o bien un mar lleno de posibilidades para llegar a nuevas islas repletas de aventuras.

Creo que el agua, es una de las cosas preferidas de mi hija, siempre le ha gustado, recordarán que a ella le encantaba irse a bañar y con solo decir ¡Al agua patitos! Saltaba corriendo para irse al agua; conforme se iba acercando la llegada del hermanito en casa, esta práctica que siempre había sido fácil, empezó a tener conflictos de tiempo, forma y modo, así que era una guerra, de vez en cuando, para llevarla a la tina, o sacarla, o enjabonarla o lo que fuera, también dependía del grado de cansancio y lo que estuviera haciendo en el momento, pero bueno, ya no era tan fácil como antes; afortunadamente solo fue un breve periodo, todo se ha ido normalizando y bueno ahora con la novedad de la regadera e ida al baño que me tiene boquiabierta.

Y hablando de agua y sus delicias para estos niños, les confieso que la mía aún no conoce la alberca y sus bondades, así que estas vacaciones veremos que piensa la pequeñita de una buena tarde de alberca al aire libre; no tengo bola de cristal pero puedo imaginar que esto le va a encantar, más que un buen baño en tina o regadera, a que sí.

Definitivamente podremos leer todos los métodos para criar a nuestros hijos, pasar momentos de calidad con ellos (como ahora le llaman), quitar el pañal en 8 pasos, comer adecuadamente, y mil y un títulos más, pero la verdad, son ellos mismos, nuestros hijos, quienes van marcando la pauta.

¿ustedes han tenido problemas para que sus hijos se bañen? ¿Sus hijos se le han adelantado para hacer alguna cosa en especial, bajo sus propios métodos? ¿En cuanto al tema del agua se refiere, qué es lo que más le gusta a sus hijos?

Share This:

Hits: 21

julio 3, 2015

De la tina a la regadera

Pues ahora que han pasado algunos meses, la pequeñita con cierto entrenamiento para ir al baño, implementado por ella misma, dicho de paso, decidió sin más ni menos que ya era niña grande; claro que para algunas cosas, para otras sigue diciéndose a ella misma “bebé mi”. Hace unos días, […]
junio 30, 2015

Con ella

La más grande con su enormes dos años y tres meses, casi cuatro, está en una etapa tan divertida, que no me canso de decirlo. Por un lado en ese sentido de la comunicación, en ocasiones no tan efectiva, con sus vaivén de palabras en español, francés e inventos propios, […]
junio 23, 2015

Susurros en el oído…

Hoy mi bebé se va a su cuarto, ¿En qué momento creció tan rápido? Sentimientos repletos de sentimientos de todos los tamaños le dicen adiós a una etapa para comenzar una nueva. Apenas ayer nos descubríamos torpemente en penumbras por la noche, empezábamos a conocernos, a llamarnos por nuestro nombre, […]
junio 16, 2015

Las manos de papá

Este día del padre, fue un primer día como bipadre, decidimos regalarle a papá un libro que hablara de él y que pudiera compartir con sus hijos, creo que es un bonito regalo para este día, acompañado de sus primeros pasos artísticos de los pequeños que tanto disfrutan hacer y […]
mayo 7, 2015

¿Y qué fue del objeto del deseo?

Recordarán que alguna vez les hablé sobre el El objeto del deseo, ese objeto con el cual relacionábamos nuestra maternidad, ya saben esa imagen perfecta de ustedes y su pequeño bebé en brazos. El mío siempre fue una mecedora, y la tuve esta vez para mi segundo hijo, ya al […]
abril 20, 2015

El viaje (150 palabras)

Palabras, criterio, vocabulario Había encontrado el libro tirado en medio de la nada, era un libro extraño, aunque al mismo tiempo de lo más común, sin poner demasiada atención lo tomó y puso en su bolsa…Esa misma noche sacó el libro y se dispuso a ojearlo, para su sorpresa no […]
abril 7, 2015

Agarrar al toro por los cuernos y no morir en el intento

El primer mes como hermana mayor, una descomposición química, bipolaridad al máximo, y si había pensado en que no eran tan malos los terribles dos, o que me había salvado o que al final no eran tan terribles pues se convirtieron en un ¡Agárrate que ahí te voy! ¿El recuento […]
marzo 30, 2015

El conjuro (150 palabras)

Manos, pelos, respirar   Así eran todos los días….no había manos que la pudiera peinar….una pataleta sin igual día a día y el problema en si no era verse hermosa sino que al peinarla los poderes mágicos de la niña tomaban fuerza, pero ni como explicarle, simplemente no había poder […]