¡Vacaciones! ¡Síiiiiii vacaciones!, finalmente llegó el día, ya con maletas preparadas y unos cuantos por si acaso; música, libros, Mumú, libros nuevos, actividades…..el plan perfecto.; sabíamos que sería difícil pero estábamos preparados para la Odisea, finalmente sería por una buena causa y al final del día estaríamos en Tierra Prometida; la espera había finalmente terminado….

Viaje a México

5h45: Todo sereno…niños medio dormidos ya en el coche para ir al aeropuerto, la mayor feliz de la vida de subirse al avión; había preparado su pequeña maletita de mano con sus cosas para pasar el tiempo (yo tenía las mías bien escondidas para casos de emrgencia). El más pequeño, medio dormido pero sin más, de buen humor y sin llantos.

 

Sin problemas, dejamos las maletas, mi hija hizo que pesaran la suya y nos dirigimos por un café, no tardamos mucho en despedirnos e ir a la sala de espera, finalmente con dos niños no es tan fácil la movilidad pero teníamos tiempo; las revisiones pasaron bien, casi nadie y directo a la sala….

 

La alegría de mi hija al ver los aviones, saltaba diciendo: el avión, el avión….rummm rummmm, y estiraba sus manos dando vueltas…un espectáculo que sacó más de varias sonrisas….

Viaje a México

10h30 Vuelo Bruselas-Ámsterdam, 45 minutos de llanto del bebé, a todo lo que le daban su pequeños pulmones, mi hija de vez en cuando se le sumaba, cansada a más no poder. Saliendo un par de buenas almas piadosas, preguntaron si el niño estaba enfermo, que no era posible que llorara tanto, etc., etc., etc.,….etc., etc., etc.,….y continúa el etc., etc., etc.,…Mi ojo izquierdo para ese momento empezaba a temblar…

 

Ámsterdam, ¡Finalmente! Vamos de prisa para llegar a la sala, que café ni que nada, yo lo único que quería era pasar el control y ver el bendito avión, caminamos y caminamos y caminamos y nada de controles, llegamos a la sala y nos instalamos, los niños más tranquilos de poderse mover y el pequeño ya feliz de que se había podido dormir y comer tranquilamente. De ahí a buscarle algo de comer a la mayor, ponerle la cerdita al infinito para que se estuviera quieta y en el inter 2 horas y media de retraso…

Cuando por fin entramos al avión, mi hija necesitaba una siesta urgente, pero sabíamos que no sería fácil el viaje….ya bien instalados, la mayor en su asiento y el menor de mucho mejor humor, respiramos profundamente y nos encomendamos a todos los Santos, mismos que seguramente se habían ido de viaje pues 30 minutos de vuelo y ya empezaba a sentir ese sudor frio recorrer toda mi espalada….bebé uno a todo pulmón, bebé dos igual con un grito desesperado en intervalos, ¿Libros? ¿música? ¿videos? Pfffff nada que pudiera hacerla dormir o por lo menos tranquilizar el llanto de la siesta que no llegaba….el más pequeño, una mezcla de malestar, dientes, sueño y no se que más ¿Cuánto duró esto? Pues saben que no puede ser eterno, se cansan de llorar (¿quién dijo eso, por cierto?), por lo menos siete horas de 10 fueron infernales, de mal a peor, de ya no se que hacer a ni modo y me quiero morir…

De paso el aire climatizado estaba al 100, como el bebé ya estaba dormido y la mayor también pues si te mueves pierdes, así que las últimas horas sin moverse, tratando de hacer el menor ruido al respirar y pues abrigarlos como si estuvieran en el polo norte y estornudar en silencio ¿comida? Jajajajaja nada de nada, dijimos el menor ruido….

 

Uffff faltaban 30 minutos para llegar, bebé despierto, llora que llora y que llora cada vez más fuerte (no, no eran los oídos), sigue llorando y la mayor dormida aún, llegando despertamos a la mayor y todos los pasajeros se asomaban para ver a la familia que había hecho de su viaje un villancico de sollozos, gritos y más gritos de más de siete horas.

 

Terminó la tragedia con una niña cansada peleando con el hermano (que ni cuenta se daba pero estaba feliz en su maxi cosi) por la carriola…los llantos, cansancios y demás gritos desesperados terminaron al ver a los abuelos y tía con un par de globos para los pequeños….a partir de ese momento todo fue risas y amor….¡Finalmente en casa, en Tierra Prometida!

 

Puedo decir que nuestros pronósticos de viaje difícil, fueron aumentados y superados, que no vuelvo a treparlos a un avión sino es un viaje de menos de dos horas y de noche, para otro tipo de viajes, ya sea, avión, carretera, mar….por más de dos horas, hasta después de los 15 y veremos. ¿Qué sí valió la pena? Claro que sí, pero aún no me repongo y no quiero pensar en el regreso, espero que no sea la continuación de un viaje infernal como el que hicimos…pero bueno así es esto, y seguimos preparados para el regreso, con más música, libros, juegos, películas y la promesa de un avión, avión, rummmmmm rummmmmmmm; cabe decir que a veces el rummmmm rummmmm de mi hija se convierte en un ¡pum! ¡pum! Y eso por el contrario a ningún pasajero le gusta…..

 

Así el viaje ¿ustedes también han tenido uno del estilo? ¿Qué hacen en esos casos? ¿Es mejor reír que llorar?

 

Gracias por compartir sus vivencias con nosotros.

 

 

 

 

Share This:

Hits: 144

Leave a Reply

2 Comments on "La Odisea"

avatar
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
Bertha
Guest
Giovanna, wowww que travesia! lo sufri contigo que barbara, que bueno que llegaron con bien. Fijate que yo he tenido muchisima suerte con mis pequenos, son unos expertos viajadores, gracias a Dios, Tamara viajo por primera vez a sus tres meses a Italia y de ahi no ha parado Mexico tres veces, Miami, Grecia, etc y el pequeno Tristan ya lleva dos trasatlanticos a Mexico y Miami y varios viajes pequenos a Grecia, Espana pero ambos felices de ver gente, el avion, y simplemente felices de tener toda nuestra atencion en el viaje. Yo tambien les preparo actividades, snacks, peluches… Read more »

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?