Hace mucho que no escribía, perdonarán el silencio pero esta casa está de cabeza con las nuevas actividades de los niños….

El más pequeño que se toma su tiempo apaciblemente para caminar, anda como bólido por toda la casa a cuatro patas; es como una especie de Flash pero en chiquito así que hay que estar atrás de él pues en un segundo desaparece de la vista.

Mi hija empezó a dar los primeros pasos al año, en cambio el pequeño ya con 3 meses de diferencia como que no le interesa mucho, o al menos no lo parecía, si fuera el primero segura estaría pegada viendo “edades y desarrollo de su bebé” pero ahora con un plano más zen y “dejándolo a su paso” me deleito con las ocurrencias de este niño que tiene para dar y regalar.

Las novedades son que empezaba a pararse y quedarse como equilibrista por unos segundos, así que tienes que tener todos los objetos fuera de su alcance si no quieres encontrarlos en el piso, unos 60 cm es suficiente como área de seguridad; ¿sus preferidos? Ja! Le encanta “jugar” con mis plantas, no se si es una especie de amor apache hacia ellas o más bien una tortura dulcemente planificada al ver su cara de deleite.

El equilibrista

Y bueno ya en estas, les cuento que ayer justamente en esas horas de madrugada cuando lo único que pide el cuerpo es regresar a la cama o en su defecto unos buenos litros de café, lo veía de un lado al otro haciendo malabarismos con sus pasos en torno a la mesa de la tele (pues es la hora en la que veo las series, más o menos de 5 a 7h30 am en lo que la mayor se despierta y el pequeños hace una mini siesta después de la leche), me preguntaba que cuánto más tardaría en caminar pues ya está en el “casi me aviento” t así en mis ensoñaciones pasó la mañana y el run run del día, ya para la noche antes de acostarlos estaba con ,s dos viendo una película y jugando en el piso cuando de pronto Marek el pequeño no tan pequeño dio tres pasos solito hasta llegar al sofá; di un grito de felicidad, asombro y no se qué entre mezclado qué no se como no vinieron los vecinos a ver que pasaba. Los dos niños mirando con cara de interrogación al ver mi sonrisa, rieron al unísono y le dije a Laïyna ¿viste qué caminó solito? Y ella contagiada con mi alegría decía: “Muy bien “Malek” bravoooooooooooo” y así terminamos el día, un gran gran paso el cual seguramente nos va a poner a correr a todos detrás de él en breve, eso del “equilibrista” no creo que ya le dure mucho…..

Temo por mis plantitas, que serán las primeras expuestas ante tal cambio de actividad del pequeño, y todo lo demás pero siempre hay que recordar esos “60 cm de distancia como zona de seguridad” no hay que olvidarlo.

Obvio la que no se espera el cambio es la hermana que seguramente, también va a correr detrás y salvaguardar sus objetos preciosos.

 

¿Qué les digo? El orgullo de una madre ya no tan primeriza siempre es como si fuera a primera vez.

 

Gracias por leerme y compartir este blog y sus propias anécdotas.

Share This:

Hits: 358

2
Leave a Reply

avatar
1 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Misión: Mamá NinjaEli - Mamá ¡Puedo hacerlo! Recent comment authors

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
Eli - Mamá ¡Puedo hacerlo!
Guest

jejeje hermoso Marek, Cierto dentro de nada estará corriendo por toda la casa 🙂 así que a disfrutar estos momentos

un abrazo