was successfully added to your cart.

Carrito

cocinadia a dia

¿BLW o no BLW esa es la cuestión?

Sinceramente les puedo decir que la primera vez que escuché el término Baby Led Weaning, alimentación complementaria y todas esas experiencias sin papilla para los bebés, pensé que era otra moda más de este nuevo siglo y maternidad 2.0 para tener de que hablar, otro rollo que lejos de ser algo positivo simplemente era un best seller y mercadotecnia del momento.

Con mis dos hijos, les di la papilla, con el segundo me informé sobre el BLW y dado mi caso de paranoia en exceso, no lo probé, me daba miedo que se atragantara y ya tenía suficiente con dar una mamila que era a regañadientes pues el pequeño solo quería pecho y ya, y cuando digo y ya es eso justo: y ya.

Una vez que nos decidimos y pusimos en marcha mamilas, papillas y algunos regímenes alimentarios para iniciarlo a la comida complementaria, para algunos, a la antigüita; el pequeño estaba listo para probar nuevos sabores, la verdad es que le doy de todo, claro que cuando empezamos era muy básico pero ahora le preparo como a nosotros, solamente que molido y eso tomando en cuanta que el buen sabor prevalezca (pruebo todo antes de dárselos). Esto se los dejo como antecedente, ahora viene lo bueno.

Hennie Haworth

El pequeño harto de las papillas, que más que comer, había que hacerle circo maroma y teatro, ya no comía con gusto, era un suplicio y finalmente todo se iba al perro y él terminaba con un pedazo de pan, que por cierto adora.
Regresé a la historia esa del BLW, me dije, hay que probar, no pierdo nada y él finalmente estará encantado de descubrir nuevos sabores y sobre todo texturas.
Empezamos con un pollo thai y arroz, se lo presenté en un plato y no saben la alegría, se puso contento, tomó los pedacitos en sus manos y después de analizarlos detenidamente haciendo una pincita con sus deditos y darle la vuelta para ver cada ángulo del objeto en cuestión, lo metió a la boca y feliz, entre tanto le daba con una cuchara y lo aceptaba maravillosamente; hoy guardé el triturador, le hago pasta, carne, croquetas, arroz y sobre todo eso; todo lo que comemos también se lo pongo a disposición; come todo, mucho mejor y de buena gana.

La maravilla de esto es que integras al bebé a la hora de comer, de manera en que disfrute el momento familiar, claro que debe de interesarse por esto, pero generalmente hay una tendencia por excluirlos de este momento a los más pequeños para comer en santa paz, además que en ocasiones los horarios de ellos y los nuestros no coinciden en absoluto, pero como sea les puedo decir que ha sido una muy buena experiencia, él aún en su “periquera” a un lado mío, le comparto de la comida que estamos comiendo, si el horario no es el mismo, le doy un poco de pan o queso para que esté en la mesa con nosotros y de esa manera podemos comer tranquilos y él disfruta del momento familiar.

Hay algunos puntos sobre el BLW que hay que saber:

1. Se empieza cuando el bebé ya se sienta y permanece erguido, más o menos a partir de los 6 meses. (inicio de la comida complementaria).
2. Cuando se empiezan a introducir alimentos “solidos” a la dieta del bebé, es decir la alimentación complementaria; la leche ya sea materna o en polvo no es la alimentación única del bebé.
3. Cuando el bebé empieza a interesarse en la comida.
4. Información más detallada sobre el BLW la pueden encontrar en los enlaces al final de este escrito.

Creo que el BLW ha llegado a esta casa y en el momento justo, no creo que sea para todos, pero como decía el pediatra Carlos González: “….¿Cómo es posible que el niño se meta todo a la boca excepto la comida?…” en eso tiene razón; en mi caso veía al pequeño cada vez más interesado en nuestros platos, y he de decir que es de reflejos ultra rápidos pues en varias ocasiones llegó a quitarle la comida de las manos a la hermana que pasaba en su radar. En mi defensa puedo decir que la mayor tuvo su primer diente después del año, así que el darle pedacitos me estresaba al 1000, intenté varias veces pero nada más se atragantaba, el pequeño cuenta con dos dientes y el tercero en miras, aprendió rápidamente y ahora come bastante bien y sin problemas, o al menos pocos.

Llevamos apenas unos días de haber empezado con esto pero les puedo decir que vamos por buen camino, lo único es que el plato hay que mantenerlo bien afianzado a la mesa pues sino sale volando. Nosotros lo hacemos de esta manera:

1. Le preparo su plato, con pequeños pedacitos; le explico lo que es mientras le voy mostrando los diferentes alimentos.
2. Se lo muestro y pongo en su mesa, a su alcance.
3. El toma un pedacito y lo analiza detenidamente y después pone en su boca.
4. Cuando está muy distraído jugando con la comida le doy yo con una cuchara, esto solamente mientras quiera, no lo fuerzo a comer; ahora también quiere una cuchara y trata de hacer el gesto.
5. Es un momento que ambos disfrutamos.
6. En general come todo y de todo.

Tal vez lo más importante sería decir la edad, tiene casi el año, desde hace dos meses come pedacitos de pan, queso, jamón y pedacitos de algunas frutas, el resto siempre fueron papillas; por lo menos las comidas propiamente como tales. Ahora nos ha cambiado por completo la vida y la manera de comer, se los recomiendo; claro que cada quien a su tiempo.

Aquí les dejo algunos enlaces que les puede servir sobre el BLW, de personas expertas en la materia y de ideas geniales para introducirlo.

Déjame experimentar el BLW
Baby Led Weaning Tips
Baby Led Weaning Esp.

Buen provecho y como siempre gracias por compartir sus experiencias y este blog.

Share This:

Impactos: 615

Misión: Mamá Ninja

About Misión: Mamá Ninja

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of