¿Qué hay de nuevo en el campo, en un país que entre el campo y la ciudad hay algunos kilómetros de diferencia?

 

¿Vivir en el campo?

 

Pues sí, como ya habrán leído en algún momento “del campo a la ciudad” mi vida se ha transformado, primero pues porque simplemente no hay ruidoexcepto de los animales y uno que otro tractor en marcha.

Pero si les he de ser sincera, paso mucho tiempo viendo por la ventana y descubriendo los animales propios de esta regióny más ahora que es primavera salen todos y es una belleza todo lo que podemos encontrar en esta parte de Bélgica.

 

Por otro lado, yo, que creía que solo tendríamos a nuestros gatos y tal vez un perro más adelante,tendremos como vecinos unos caballos y borregos, literalmente se ha convertido esto en una granja.

Sin hablar de Ígneo que suponía ser una gallina y resultó ser un gallo guardián que ya para estas fechas hasta reconoce los motores y no deja que nadie se acerque a la casa, ganándose el poco amor y casi odio del señor del correo, pero aun así es genial este gallo hermoso salido del proyecto de la escuela de mi hija el año pasado.

aventure-chlorophylle-par-hausman-et-cornette-monstre-trois-sources-515-l325-h456-c

Hace unos días, mi esposo acostaba a los niños cuando escuchó un ruido y un gato que acechaba a “un animal”,le dimos la vuelta a la casa y vimos que era un bebé conejo que estaba muerto de miedo y que además de haberse podido escapar del gato rojo (tenemos 4 que vienen al jardín), muy cansado el pobre y con poco aliento se hizo rodear por dos cuervos que lo acechaban y picoteaban.

 

Nadie me detiene, Mamá Ninja en acción

 

Por mi parte y en pijama,simplemente me puse unos tenis y salí corriendo como Forest Gump, espanté a los cuervos y me quedé inmóvil para que no se fuera el conejo y ver si estaba herido. Aun así, el pobre corría tan rápido….

AK_littleTreasures_ParentingStyle

Este conejo, es un conejo salvaje por lo que no aconsejaría que lo tocaran y se hicieran morder, nosotros lo recogimos con unos guantes y lo pusimos en una caja con hierva y agua, pues si los padres del conejo sienten un olor extraño (el de nosotros y no el de la hierba, se deshacen de él) ….

Entre tanto la vecina se asomaba por una ventana a otra al oír los gritos, ver a una mujer en pijama corriendo como si la persiguiera el diablo y para cerrar el cuadro Ígneo (el gallo) pegando una especie de “quiquiriquí” agudo y ruidoso,  alborotado saltando de un lugar a otro como si un zorro se estuviera comiendo a sus gallinas (aun creemos que cree que soy su gallina jajajja, no le gusta que me vaya y en cuanto lo hago aunque sea en silencio canta aleteando y brincando).

 

Pues bien, el conejito,que al verlo te dan unas ganas de acariciarlo va mejorando rápidamente, creemos que no fue nada grave y en un par de días lo regresaremos al jardín para que encuentre a su familia.

Miércoles Mudo 88

Loa niños lo ven y tratan de no hacer mucho ruido para no asustarlo, saben que no pueden tocarlo, pero el hecho de que esté en casa les da una emoción enorme; la verdad es que a mi también; pues, aunque sea la ley natural de uno se come al otro, le dimos una segunda oportunidad al conejito que se llama (según mi hija) pequeña princesa.

Y bueno después de tres días de cuidados, listo para regresar a casa….Buena suerte Pequeña princesa!

 

 

¿Ustedes podrían vivir en el campo? ¿Les gustaría dejar la ciudad? ¿Qué inconvenientes le encuentran al campo y a la ciudad en cuanto a sus hijos?

 

 

Gracias por participar y compartir sus opiniones en el blog. Recuerden inscribirse y sobre todo si quieren participar escribiendo algún relato propio es un espacio abierto.

Share This:

Hits: 291

mayo 15, 2018
Neiko Ng

¿Qué hay de especial el vivir en el campo?

¿Qué hay de nuevo en el campo, en un país que entre el campo y la ciudad hay algunos kilómetros de diferencia?   ¿Vivir en el campo?   Pues sí, como ya habrán leído en algún momento “del campo a la ciudad” mi vida se ha transformado, primero pues porque […]
febrero 12, 2018

De la ciudad al campo

Yo vengo de México, una de las ciudades más grandes del mundo, después me instalé en Bruselas y al quedar embarazada decidimos construir en el campo ¿por qué? Primero que nada, para darle a mi hija (en ese momento) un lugar donde vivir tranquila, con verde a su alrededor, jardín […]

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?